Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2006

Logros!

Imagen
Este día celebramos la titulación como licenciada en periodismo, de nuestra prima Elsa Margarita Orellana. Fué una mañana hermosa, fría y con mucho viento.
Que Dios le brinde un trabajo digno en ese gremio tan "especial" y que siga cosechando más triunfos profesionales y personales.

¡Vientos Polares en Tegucigalpa!

Imagen
Este es nuestro tercer día de frío. Los famosos vientos de noviembre llegaron a la capital cuando menos lo esperaba. En vista que este año no tuvimos huracanes que dejaran huella, asumí que la temporada de frío (la cual es relativamente corta) llegaría hasta mediados de diciembre.

El año pasado, el clima fue muy distinto; al menos no recuerdo haber sentido tanto frío como ayer y hoy. He aprovechado los "vientos polares" como les llama mi mamá, para sacar todos los "trapos" y colchas que por más de 8 meses han esperado su turno para volver a salir del clóset. Siempre procuro mantener la ropa de frío bien protegida de polvo para evitar alergias. Sin embargo, mi mamá quien está de visita en casa, ha sido la primera en verse afectada de salud; su mejor argumento es que Tegucigalpa está más contaminada que nunca (puede ser que tenga razón...yo fuí víctima del cambio de clima hace 4 meses).

Mi casita ya está decorada de navidad y a diferencia de otros años, esta vez he pro…

El consumismo y sus locuras

Imagen
Esta mañana he escuchado con mucho asombro, la noticia sobre las largas filas que desde hace más de 1 semana se han estado haciendo para comprar la última consola de videojuegos de Sony, la famosa Play Station 3 (PS3). Me ha resultado muy difícil creer lo que hace la gente, para obtener un artículo que desean a toda costa, sacrificando cosas más importantes en la vida (sintiendo hambre, frío, cansancio, renunciando a sus trabajos) . Esta es una de las largas filas en California. Los chavos en la foto, estaban en la cola, desde hace 8 días.
En Japón sólo se venderán 100,000 PS3 en este lanzamiento. Las filas eran de locura!Los amantes de videojuegos han llegado hasta el uso de la fuerza bruta, por comprar una PS3; otros han hecho las largas filas para poder revender la consola en EBay y ganar dinero extra. En cualquiera de los 2 casos, me parece inconcebible este grado de obsesión, por poseer a toda costa, sin importar lo que sea, un artículo en el cual depositan su "felicidad"…

Camino a Cañaveral

Hoy los planes no salieron como había pensado. Ahora pienso en las sorpresas que Dios nos tiene preparadas, cuando las cosas no resultan tal y como las hemos planificado...me apena admitir que sigo sin poder evitar sentirme algo "frustrada" cuando las cosas "no me salen" como yo quiero. Pero ni modo, debo hacerme de mucha paciencia conmigo misma. Finalmente tuve que salir hacia Cañaveral, mucho después de la hora esperada. A las 8 am, estaba llamando a mi mamá informándole que iba en camino (no sé por qué razón no pude conciliar bien el sueño, lo que me evitó salir a las 6 am). Al llegar a la posta de la entrada/salida de Tegucigalpa hacia la carretera del norte, empezó a caer una brisa fuerte acompañada de neblina. Supuse que el resto del trayecto estaría lluvioso, pero gracias a Dios, antes de llegar a Comayagua, todo había pasado.

Siempre me pongo algo tensa al manejar en carretera, y no es para menos, la alta frecuencia de accidentes y muertes en carretera, son …

Esperanzas y Recuerdos

Imagen
Este día opté por matar la rutina e ir a ver a la abuela a la hora de almuerzo. Mañana voy para Cañaveral a visitar a mis padres, por lo que no podré estar con ella este domingo, así que nada mejor que ver a la viejita antes de mi salida.
Me dió mucho gusto verla en la mesa del comedor en postura firme, como queriendo platicar. Hizo el intento por levantarse, e inmediatamente le recordé que no tenía permiso de moverse, ya que había decidido almorzar con ella y tenía que acompañarme. Sin fruncir el seño, y sin quejarse, decidió permanecer sentada, viéndome comer el "combo" de pollo frito que había comprado. Como siempre, me dió respuestas a medias, con pereza para hablar, pero esta vez con semblante diferente. Efectivamente, la abuela está más alegre, se le nota en la cara. Ya no se ve tan demacrada, como si la vida no tuviera sentido. Fueron muchas preguntas las que le hice, como de costumbre(demasiadas para ella y su depresión) : cómo se siente hoy? quien ha venido a verla?…